Testimonios de las mujeres de Tehuantepec, protagonistas en la reconstrucción integral y social del hábitat

A raíz de los sismos de 2017 que afectaron gravemente la región del Istmo de Tehuantepec, Cooperación Comunitaria desarrolla el Proyecto de Reconstrucción Integral y Social del Hábitat, caracterizado por la recuperación de tradiciones constructivas adecuadas al medio ambiente y a la cultura local, así como, por el uso de materiales locales y de tecnología adaptada que propicia sistemas seguros, resistentes a los sismos y vientos fuertes de la región.

El Proyecto de Reconstrucción Integral y Social del Hábitat en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca:

  1. Proporciona asesoría para reconstruir y reforzar viviendas tradicionales, así como para el reforzamiento y construcción de viviendas nuevas.
  2. Busca reactivar la economía de las mujeres istmeñas, a través de la reconstrucción de su infraestructura productiva, es decir, cocinas, hornos y comixcales.
  3. Como eje transversal a todos los procesos, impulsa la recuperación de tradiciones constructivas, el uso de materiales locales, y la participación de la población afectada mediante prácticas tradicionales de apoyo mutuo de las comunidades, como los tequios.

¿Qué significa la reconstrucción integral y social del hábitat?

La reconstrucción integral y social no sólo significa recuperar la infraestructura dañada, así como, la integridad emocional y física de la comunidad, así mismo, es la oportunidad para incrementar sus capacidades organizativas, técnicas y formativas para la autogestión.

En este sentido, se llevó a cabo un programa formativo-participativo que se impartió a 718 familias, numerosos talleres en técnicas constructivas reforzadas a los participantes y a 135 trabajadores de la construcción. Así mismo, a raíz de esta experiencia Cooperación Comunitaria realiza de manera colectiva con los trabajadores-as de la construcción, tres manuales de técnicas constructivas tradicionales reforzadas, dos para vivienda y uno de cocinas.



En este contexto se enmarcan los siguientes testimonios:

María Angélica. Comunidad: La Blanca, Santo Domingo Ingenio, Oaxaca

Una de las cosas que más nos gustó es regresar de nuevo a lo que es la unidad como pueblo, porque antes aquí la comunidad, cuando levantábamos una cocina invitaban a todos los señores para inaugurar y la gente iba, entonces ahora ya no existía nada eso. Cada quien por su cuenta se construía su casa y buscaba las cosas por sí solo, pero ahora como que nos regresaron un poquito hacia atrás y nos hicieron ver de que según la comunidad allá, hay árboles, hay lodo, hay teja y madera y ya la habíamos dejado de usar.

Entonces la comunidad estaba más centrada en hacer casas de material, incluso las cocinas también de material, pero esto nos ayudó como a reflexionar de que sí se puede volver a tomar todas las cosas naturales y unidos lo vamos a lograr más fácil. 

Ecna. Comunidad: La Blanca, Santo Domingo Ingenio, Oaxaca.

Un daño generalizado fue el de los hornos tradicionales (comixcales y pan) donde las mujeres hacen la mayor parte de sus alimentos y totopos (tostadas) para su venta. Cooperación Comunitaria Contribuye con la recuperación de las actividades productivas de las mujeres a través de la reconstrucción de hornos tradicionales: 256 comixcales y 27 hornos de pan; así como de 48 cocinas reforzadas con el sistema constructivo de bajareque cerén.

Yo estoy contenta, porque yo tenía mi lumbre afuera, mi horno lo tenía afuera; y ahora estoy encantada con el horno, con mi cocinita, está fresca, hasta ya quiero vivir aquí. Es térmica, todo es natural, nada de cemento. Imagínate una casa de loza, es mucho calor.

 

Esta tierra, es tierra muy bonita.»

Aracely. Comunidad: Cazadero Abajo, Santiago Niltepec, Oaxaca.

Las mujeres y la comunidad lograron la recuperación de viviendas tradicionales afectadas por los sismos. En el Istmo oaxaqueño, si bien la casa es importante, el espacio se vive de manera diferente y el patio y la cocina de humo con sus hornos de comixcal, son un elemento central. Son los ambientes donde tienen lugar las interacciones domésticas y vecinales más significativas. Aracely afirma:

Estoy contenta con mi cocina, está muy bien mi cocina, muy bonita.»

Guadalupe. Comunidad: Cazadero Abajo, Santiago Niltepec, Oaxaca.

Con el uso de materiales locales y cuidando respetar el entorno natural construyeron  27 hornos de pan y 18 cocinas tradicionales en Ixtepec.

Mi cocina está bien hecha; incluso ya la quiero agarrar de casa. Cuando ya vi que habíamos terminado mi cocina, y ya la vi, me gustó. Estoy muy contenta de que nos hayan apoyado. Yo considero que ninguno de nosotros tenía una cocina así.

Reactivación de actividades productivas

Cabe mencionar, que este proyecto se está replicando en 7 municipios más, tomando en cuenta las las características climáticas y culturales de cada zona, así como, la utilización de materiales locales que cambian de municipio a municipio.

Como resultado de este programa Cooperación Comunitaria reconstruyó con el apoyo de las comunidades 78 viviendas tradicionales istmeñas reforzadas y hoy en día varios miembros de la comunidad pueden construir con materiales locales, pues se han recuperado técnicas constructivas tradicionales que se adaptan al clima y a la cultura local, y que a su vez son más resistentes a los sismos y los vientos fuertes de la región.

Título

Tags: