Un nuevo documento explora estudios de casos que construyen la igualdad urbana a través de pedagogías críticas de base

¿Qué prácticas pedagógicas permiten a los movimientos sociales, a los-as ciudadanos-as de a pie, a los-as activistas y a los-as profesionales urbanos convertirse en agentes de cambio para un hábitat social y ambientalmente justo?

Una reflexión colectiva dirigida por nuestra presidenta Adriana Allen, en colaboración con Julia Wesely y varias escuelas de base de urbanismo popular que trabajan bajo el paraguas de HIC en América Latina, disponible aquí (en inglés):

https://bit.ly/3RI85rc

Crafting urban equality through grassroots critical pedagogies

El documento explora esta cuestión a través de las experiencias de ocho escuelas populares de urbanismo. A partir de un proceso de autodocumentación y reflexión pedagógica colectiva impulsado por los-as protagonistas de estas escuelas, el análisis explora las prácticas pedagógicas centrales identificadas en las escuelas para promulgar el urbanismo popular como una praxis colectiva e intencional: tejer, sentipensar, movilizar, reverberar y emancipar. Argumenta que, puestas en marcha, estas prácticas pedagógicas transgreden las reglas y los límites del aula formal, llevando a los participantes hacia y a través de otros sitios y modos de aprendizaje que albergan un potencial significativo para estimular formas colectivizadoras y alternativas de buscar el cambio hacia la igualdad urbana.

Descubra más sobre estas escuelas populares de urbanismo con los cortos que narran su historia aquí.

Tags: