Recomendaciones literarias para la justicia global en este Día del Libro

Al leer podemos transportarnos a otra realidad, sentirnos parte de otras luchas, es una puerta abierta a la acción y a la movilización a favor de un mundo más justo. En esta época de pandemia, la lectura nos permite una vez más vivir experiencias imposibles de experimentar de otra manera, en un momento en que gran parte del activismo queda relegado a la esfera digital. En este día del libro, ¿por qué no utilizar la lectura para cuestionar el sistema? Os traemos algunas propuestas de nuestro equipo sobre libros interesantes, que pretenden hacernos reflexionar sobre cómo seguir defendiendo y haciendo una realidad nuestros derechos humanos. ¡Os deseamos un buen día del libro!

  1. The Divide, by Jason Hickel.

Nuestra primera propuesta es este libro: The Divide, una obra que cuestiona el mantra que se viene repitiendo desde hace décadas “la división entre países ricos y países pobres”. Este libro aporta una comprensión diferente de la desigualdad y la pobreza. Confronta al lector con la imposibilidad de un desarrollo ambientalmente sostenible dentro de los parámetros del actual sistema global y plantea un manifiesto optimista para el cambio.

The Divide

2) Artista De Lo Invisible – Allan Kaplan

El “desarrollo” es reconocido como uno de los principales retos, si no el principal, al que nos enfrentamos hoy en día. Sin embargo, quienes trabajan en la cooperación al desarrollo lo hacen en un campo que se ha vuelto muy polémico. Allan Kaplan considera el desarrollo desde el punto de vista del individuo, la organización, la comunidad y la sociedad, así como un proceso vivo en sí mismo, y explica en qué punto se encuentra el profesional del desarrollo al realizar su trabajo. Allan Kaplan esboza la naturaleza ilusoria del propio desarrollo, para profundizar y apuntalar la práctica del desarrollo y darle fundamento y sentido.

3) Desobediencia civil – de Henri Thoreau

La desobediencia civil de Thoreau se publicó por primera vez en 1849, pero su contenido sigue siendo muy relevante hoy en día. Defiende la necesidad de dar prioridad a la propia conciencia sobre los dictados de las leyes. Thoreau duda de la eficacia de las reformas dentro del gobierno, y sostiene que solo votando y solicitando el cambio se consigue poco. Presenta sus propias experiencias como modelo de cómo relacionarse con un gobierno injusto: En protesta por la esclavitud.

4) Esperanza en la oscuridad, Rebecca Solnit

¿Por qué la esperanza? Rebecca Solnit recurre a la poderosa emoción que crece en la certeza de un futuro oscuro y al empoderamiento de los movimientos sociales. Este libro trata sobre el activismo y el poder de las personas para provocar el cambio hacia la justicia global. Rebecca Solnit ofrece numerosas razones para mantenerse despierto en Esperanza en la oscuridad, un ensayo que la autora escribió en 2003 y que es tan relevante como el primer día. A lo largo del libro, la autora explica que incluso en los momentos más oscuros de las últimas décadas ha habido iniciativas inspiradoras que dan un rayo de esperanza para un mundo mejor. A modo de recordatorio, Solnit señala que “no somos quienes éramos hace poco tiempo” y que cualquier transformación social debe producirse primero en el imaginario colectivo. Imaginemos y conquistemos.

5) Pedagogía del oprimido – Paulo Freire

Publicado por primera vez en portugués en 1968, Pedagogía del Oprimido estaba dedicado a “los oprimidos, y a los que sufren con ellos y luchan a su lado” . El libro fue traducido y publicado en inglés en 1970. La Pedagogía del Oprimido se basa en las experiencias vividas por Freire en materia de opresión y en cómo tradujo dicha realidad en una pedagogía que emancipase a los oprimidos para que tomaran conciencia de sí mismos como personas dentro de un contexto histórico determinado y estuvieran capacitados para convertirse en agentes del cambio social.

6) Ciudad de muros – Teresa P. Caldeira

El estudio pionero de Teresa Caldeira sobre el miedo, la delincuencia y la segregación en São Paulo plantea cuestiones esenciales sobre la ciudadanía y el cambio urbano en las sociedades democráticas contemporáneas. Este análisis de la dinámica del miedo urbano se centra en São Paulo y utiliza datos comparativos sobre Los Ángeles. El autor identifica nuevos patrones de segregación que se desarrollan en estas ciudades y sugiere que estos patrones están apareciendo en muchas metrópolis.

7) Todos deberíamos ser feministas (2014), de Chimamanda NGozie Adichie

Todos deberíamos ser feministas es un ensayo personal y elocuentemente argumentado de Chimamanda Ngozi Adichie. En él, Adichie ofrece a los lectores una definición única de feminismo para el siglo XXI, basada en la inclusión y la concienciación. Basándose en sus propias experiencias y en su profundo conocimiento de las realidades, a menudo enmascaradas, de la política sexual, la autora explora lo que significa ser una mujer hoy en día, y lanza un grito de guerra para que todos seamos feministas.

We Should All Be Feminists

8) HIC y las Conferencias Hábitat

Una de las muchas ventajas de formar parte de una Coalición mundial como HIC es que la inspiración de las luchas locales por los derechos humanos es inmensa y diversa.

Hacer un libro de todas esas experiencias sería un trabajo enorme, así como fue el desarrolo de libro de los 40 años de las Memorias de nuestra Coalición. Este libro recoge la memoria de 40 años de luchas locales y globales y las experiencias de HIC a lo largo del proceso de las Conferencias Hábitat.

Y tú, ¿tienes alguna recomendación literaria para la justicia global en este Día del Libro?

Tags: