La organización como herramienta de transformación para las trabajadoras del sector informal en Dakar

Women-informal-workers

Creación de espacios para fomentar una mayor conciencia de género entre los trabajadores

Las mujeres siguen enfrentándose a desigualdades económicas y sociales en todo el mundo. Las trabajadoras del sector informal han decidido que pueden mejorar su trabajo y condiciones si se unen a otras mujeres y se organizan para adquirir nuevas aptitudes y afirmar su liderazgo.

Coura Ndiaye y Tenning «Ndella» Faye son el ejemplo de la implicación y creación de espacios para fomentar una mayor conciencia de género entre los y las trabajadores. Ambas son trabajadoras informales en Dakar de 60 años de edad, abuelas, pero también líderes de sus organizaciones de afiliados. Su avanzada edad les aporta la fuerza y la sabiduría que conlleva la experiencia, algo que ponen en práctica a diario cuando se ponen al frente de organizaciones para mejorar la vida de quienes les rodean.

En Dakar (Senegal), como en otros contextos, la solidaridad y cooperación es clave. Para Coura Ndiaye y Tenning «Ndella» el apoyo de la comunidad, incluso de sus familias y de otras mujeres trabajadoras, ha sido un empujón clave en su lucha por los derechos de las mujeres, los niños y niñas y las trabajadoras informales.

Ayudando a fortalecer la identidad de las mujeres trabajadoras,

Las organizaciones cooperativas de trabajadores informales están ayudando a fortalecer la fuerza de los-as individuos mediante la conexión y el trabajo conjunto. Estas organizaciones abordan los desafíos que enfrentan en su trabajo y en sus comunidades mediante la vinculación con organizaciones aliadas locales, incluida la iniciativa de Ciudades Focales de Dakar de WIEGO, para obtener la tan necesaria capacitación en materia de liderazgo y fortalecer su voz colectiva.

Ndella al frente de una cooperativa de mujeres que lucha por mejorar los ingresos de las mujeres

Tenning «Ndella» Faye, 63, vive en las afueras de Dakar. Ayuda a mantener a sus once hijos y sus diez nietos como procesadora de granos. Sin embardo, Ndella también es presidenta de CAFEM-SD ex-AVER-B (Association des vendeueses de rue de la Banlieu o Asociación de Mujeres Vendedoras Ambulantes de la Periferia), una cooperativa de mujeres que reúne varias organizaciones de vendedoras ambulantes, trabajadoras domésticas, recicladoras y mujeres que transforman los productos locales en productos comercializables (por ejemplo, convirtiendo frutas en mermeladas o procesando granos crudos en productos de cereales).

AVER-B se formó porque las mujeres de la zona de Ndella luchaban por mejorar sus ingresos y mantener a sus familias, y se dieron cuenta de que serían más fuertes uniéndose. Las mujeres que forman parte de esta cooperativa han pedido ayuda para afrontar innumerables desafíos, entre ellos la necesidad de capacitación técnica para mejorar sus técnicas de producción, habilidades de comercialización para promover mejor sus productos alimenticios, y capacitación administrativa y financiera para administrar el crédito y los ingresos.

Como coordinadora, Ndella:

  • Ha liderado el acceso a los recursos necesarios para sus compañeras de trabajo;
  • Ha trabajado con las mujeres de la AVER-B para desarrollar métodos innovadores de financiación, basados en valores de autodeterminación y solidaridad;
  • También ha trabajado con WIEGO para organizar cursos de capacitación sobre gestión de cooperativas y negociación colectiva para las mujeres de la AVER-B.

«La formación, la información y el compromiso son los tres ejes importantes para el progreso en la vida profesional, social, económica y política» dice Ndella.

Mejorar la vida de las mujeres en el basurero a través de organizaciones colectivas

Coura Ndiaye, viuda y madre de 66 años, es recicladora en el vertedero Mbeubeuss de Dakar, el único que sirve a toda la ciudad. Rodeada diariamente por las 460.000 toneladas de basura que se transportan allí anualmente, Ndiaye ha estado trabajando como recicladora durante más de 40 años.

A pesar de su agotador trabajo y de sus responsabilidades domésticas, Ndiaye pasa muchas horas extras tratando de mejorar la vida de las mujeres en el basurero a través de la cooperativa Bokk Diom, que significa «personas unidas con una visión común». Ndiaye es la única mujer representada en el liderazgo de esta organización, Bokk Diom.

La cooperativa fue fundada en 1994 por los recicladores de Mbeubeuss, de los cuales el 60% son mujeres, con el objetivo de defender sus derechos. Actualmente cuentan con un centro comunitario que alberga una clínica con un médico, un farmacéutico y dos enfermeras en el lugar, así como un centro de capacitación para jóvenes que quieren convertirse en recicladores. Bokk Diom también colaboró con el municipio para poner en marcha una escuela en el lugar para los hijos de los-as recicladores-as.

Ndiaye fue elegida presidenta del recién formado Comité de Reciclaje de Mujeres de Bokk Diom, que tiene como objetivo dar visibilidad a los problemas singulares que enfrentan las mujeres recicladoras en Mbeubeuss. El comité también está trabajando para aumentar la participación y la representación de las mujeres dentro de la cooperativa. Ella dice que el apoyo de la iniciativa de WIEGO de la Ciudad Focal de Dakar para poner en marcha el Comité de Mujeres ha supuesto «una nueva vida» para ellas.

Para Ndiaye, obtener una posición de liderazgo tan importante en el comité fue un largo proceso. A lo largo de los años, ha participado en varios grupos de mujeres y ha aprendido mucho del proceso de organización de los recicladores de Mbeubeuss. Es importante destacar que participó en los cursos de capacitación impartidos por WIEGO, en asociación con Bokk Diom, que se centraron en el desarrollo de las aptitudes de liderazgo y empresariales, los conocimientos jurídicos y la gestión administrativa y financiera. Ndiaye considera que su posición de liderazgo es una oportunidad para abordar las innumerables necesidades de las mujeres de su país, entre las que se incluyen la mejora del acceso a la financiación y la mejora de los ingresos.

Este artículo es parte de la serie de un mes de WIEGO para el Día de la Mujer 2019. Lea el artículo de apertura aquí. HIC ha querido recuperarlo para incluirlo en la serie de historias de mujeres que luchan por nuestros derechos relativos al hábitat.

¡Visibilicemos el papel de las mujeres que luchan por nuestros derechos al hábitat!

La lista de mujeres de nuestra Coalición que han luchado y luchan por hacer visibles el rol, experiencias y derechos de las mujeres y las niñas a ser respetadas es larga. Esta iniciativa quiere divulgar, reconocer y valorar públicamente su labor.

¡Ayúdanos a conocer tu experiencia o la de otras mujeres para que esos valores lleguen a más personas!

  • Utiliza esta plantilla para compartir con nosotros-as historias de justicia social y derechos relativos al hábitat en los que las mujeres son las protagonistas.
  • Comparte este mensaje en redes sociales
Tags: